Gregorio Aznárez se proyecta

jacqueline gomezEl Estado está cada vez más presente en las 4.000 hectáreas recuperadas de Gregorio Aznárez para brindar servicios a un millar de personas. Mientras Mevir sigue con la construcción de 18 viviendas y cuatro tambos, el Ministerio de Educación y Cultura y la UTU en particular desarrollan proyectos para jóvenes de la zona, destacó la presidenta del Instituto Nacional de Colonización, Jacqueline Gómez.

“La recuperación de 4.000 hectáreas por parte del Instituto de Colonización luego de ocho años de batallas legales (ver nota relacionada en Sol Noticias) permitió la instalación de varios organismos estatales que desplegarán proyectos de desarrollo productivo, social, educativo, habitacional y digital”, señaló la presidenta.

Destacó que Mevir comenzó la construcción de casas con el objetivo de terminar un primer conjunto a fines de año. También construye cuatro tambos para uso colectivo, que utilizarán 18 productores lecheros.

La UTU ya comenzó los cursos básicos con 20 adolescentes y construye un nuevo local en Gregorio Aznárez.

En tanto que el Ministerio de Educación y Cultura instaló un Centro MEC que también despliega propuestas e incorporará a la infraestructura de la localidad un Centro de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF), mientras que OSE ejecutará un proyecto de acceso al agua potable.

Un poco de historia.

Unas ediciones atrás Sol Noticias comunicaba sobre la recuperación de las ex tierras de Rausa que estaban en “posición ilegal” y donde, de alguna manera, surgía el nombre del actual candidato a la presidencia Pedro Bordaberry. También compartimos la nota en la que junto a autoridades nacionales y departamentales se celebró la entrega de las mencionadas tierras para un proyecto educativo, social y de desarrollo en la zona.

“No se pensaron que aquél ministro iba a llegar a ser Presidente” fue la frase que más sonó en aquel momento.

En 2.006 llegó al Instituto de Colonización la información sobre el remate por cuatro millones de dólares de un predio que, por ser superior a las 1.000 hectáreas CONEAT 100 (un índice de capacidad productiva de la tierra, cuyo valor básico es 100) debía ser evaluado por el organismo estatal para definir si lo adquiría o no, tal como indica la ley.

Los datos personales de las empresas vinculadas por el remate indicaban que la titularidad correspondía a un grupo de personas. El campo estaba arrendado por menos de un dólar cada hectárea, cuando el promedio de la zona entonces era de 90 dólares.

El Estado decidió por ello comprar esa tierra con fondos dispuestos por el Ministerio de Economía y Finanzas. Pero el proceso judicial duró ocho años para que finalmente el Estado pudiera disponer de él.

“La verdad es que todos estos años de esfuerzos y de defensa de los derechos de la sociedad dan como mérito este resultado más que positivo, que nos enorgullece a todos los que tenemos que ver con alguna de las instituciones vinculadas y que, por suerte, trasciende al instituto de Colonización”, concluyó Gómez.

La recuperación del predio se celebró el 15 de marzo, en Gregorio Aznárez. En esa ocasión, el Presidente José Mujica recordó el proceso dado y que la decisión de comprar el predio se tomó durante su gestión al frente del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, en el Gobierno de Tabaré Vázquez (2005-2010).

“Hemos llegado. No tuvieron en cuenta que aquél ministro iba a ser hoy Presidente y este asunto se les iba a complicar cada vez más”, dijo Mujica, para luego instar a la población reunida a defender el proyecto que hoy ya está devolviendo vida a una zona que tenía poco horizonte.

 

Ro Freda
Foto: jbcdepiriápolis
Fuente: Instituto de Colonización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *