Consejos para pieles sensibles

cabezal_belleza4

 

piel_sensible

La piel sensible se define como la disminución de la tolerancia de la piel, ante factores endógenos no identificados y/o exógenos como el clima, cosméticos, medicamentos.

En estos casos se experimentan sensaciones como calor, picazón o bien se manifiesta con enrojecimiento, sequedad y descamación, sin que medie una reacción alérgica.

¿Qué hacer?

A la hora de adquirir un producto, elegir cosméticos sin perfumes ni conservantes, apropiados para pieles sensibles. Prescindir del jabón, dando preferencia a lociones de limpieza, evitando exfoliantes.

Que las cremas de tratamiento, como hidratantes, sean de textura ligera y fácil aplicación, de acción anti irritante y que recuperen la función barrera de la piel. Evitar cambios de temperatura, el sol, el viento, como así también la exposición a fuentes de calor.

Limitar el consumo de alcohol, cigarrillos y bebidas muy calientes. La pulverización con agua termal varias veces al día puede resultar muy beneficiosa, ya que alivia los síntomas e incluso previene su aparición.

¡A poner en práctica estos consejos para lucir una piel radiante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *