Sin airbags, botiquines ni handy´s

El pasado 16 de julio, en una sesión de la Comisión de Derechos Humanos celebrada en la Cámara de Diputados, una delegación de la Unión de Sindicatos Policiales expuso sobre las condiciones en las que trabajan efectivos de la policía, y saltan a la vista algunos datos preocupantes, sobre todo teniendo en cuenta el crecimiento demográfico que ha tenido Maldonado en los últimos años.

La pequeña comitiva, integrada por Richard Ferreira de Rocha, Raúl Pereira, de Maldonado, y acompañados por Robert Parrado, asesor técnico, describieron las condiciones en las cuales están trabajando los efectivos policiales, datos que recoge en trabajo periodístico Marcelo Gallardo para el diario El País.

Richard Ferreira, declaró que se ha retrasado el sistema de apertura de airbags en los móviles policiales ya que  “Los jerarcas alegan que el policía sabe manejar poco y choca mucho, por lo cual los airbags se activan permanentemente. Por eso, a la mayoría -diría que al 95%- se les ha desactivado o retirado el sistema”. Al parecer los únicos que no han sido modificados son los que se utilizan para trasladar a los altos jerarcas de la fuerza policial.

Ferreira también comentó que las unidades policiales no cuentan con botiquines, ni con guantes de látex para tratar heridos en accidentes (Todos requerimientos de la UNASEV, incluso para autos privados).

Por su parte, el representante de Maldonado, Pereira,  afirmó que “En Maldonado tenemos unas 700 pistolas y hay 1.200 policías aproximadamente. Nos estarían faltando unas 400 pistolas 9 milímetros para retirar los revólveres que son muy antiguos. Sin embargo, el Ministerio del Interior mandó 50 pistolas para Maldonado este año. Nada más”. Al parecer la Jefatura de Policía de Maldonado tiene 296 equipos de radio, pero cerca de 100 de ellos están en desuso y han sido enviados a Montevideo para reparar.

“Hay que tener en cuenta la gran población del departamento de Maldonado y que han aumentado los delitos como las rapiñas. En cualquier momento vamos a tener enfrentamientos entre la delincuencia y los funcionarios policiales, que están armados con revólveres”, explicó Pereira. “En Maldonado tenemos una población de 160.000 habitantes que se duplica o triplica durante la temporada. Para atenderlas, contamos con 1.100 policías y precisamos 800 más. Por ello se hizo una nota de prensa reclamando más personal al Ministerio del Interior. A raíz de ello, fuimos citados al despacho del Intendente, quien nos retó porque entendía que esa denuncia generaba alarma pública”.

Según Pereira los efectivos policiales del departamento no cuentan con la instrucción necesaria para el manejo de pistolas. “El encargado de armas de Maldonado nos dice que no puede entregar las armas a los policías porque el polígono de tiro del departamento está en desuso. Fue inaugurado en el 2001 y es uno de los mejores del país. Sin embargo, se usa como depósito de cubiertas viejas de los móviles y de chalecos antibalas en desuso”, dijo el funcionario.

El representante de Rocha agregó que “Un tema que nos parece grave y delicado es el de la comunicación. Creemos que se pone en riesgo la vida de los trabajadores policiales cuando un efectivo sale a la calle sin un `handy`, o con la batería agotada, porque la Jefatura alega que está en reparación. Y hay que salir igual”… “Frente a un primer evento, el policía debe pedir apoyo porque para eso están los sistemas de comunicación. Esto sucede en todo el país, de Montevideo a Artigas y de Rocha a Salto”, dijo Ferreira.

 

Lala Sanguinetti

Fuente

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *