El jugador Arismendi vuelve a la justicia

Días atrás la justicia determinó que los futbolistas de Nacional Diego Arismendi e Ignacio González cumplieran arresto domiciliario durante 10 días como consecuencia de haber salido del país sin permiso cuando aún tienen una causa abierta en la justicia.

Pero, ajenos a esto, los jugadores albos viajaron la semana pasada con el plantel a España para jugar la Copa Teresa Herrera, y la justicia uruguaya entiende que está fuera de lugar por lo que decretó arresto domiciliario para ambos por 10 días.

El problema es que al parecer, Diego Arismendi violó su arresto domiciliario por lo que deberá comparecer nuevamente ante la justicia para dar las explicaciones pertinentes, al igual que los policías que fueron y no lo encontraron. El futbolista sostiene que estaba durmiendo y que no salió de su casa, mientras que los funcionarios declaran haber ido a certificar su prisión domiciliaria en tres oportunidades y no lo encontraron. De confirmarse, esto podría llegar a significarle una pena de 20 a 30 días en prisión por desacato.

La Suprema Corte de Justicia y la Dirección Nacional de Migración, explicaron el protocolo de actuación utilizado en caso de individuos procesados sin prisión, en Nacional manifestaron que desconocen del tema y la Mutual de Futbolistas se ha reunido para tratar el caso.

Lo cierto es que ni González ni Arismendi podrán actuar en el inicio del Campeonato Uruguayo.

Lala Sanguinetti

Fuente

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *