Sony abre los ojos

Sony también quiere ser parte de los autos del futuro, por lo que la empresa, cuyo gran pilar desde los comienzos han sido las imágenes, se puso en marcha para aportar “ojos” para los autos de conducción autónoma. Este modo de conducción inteligente no elimina al conductor, pero al igual que un avión, podrán pasar en modo “piloto automático” para facilitar la tarea del piloto.

Está todo dispuesto para que a mediados del próximo año comiencen con la fabricación en serie de estos ejemplares. Los “ojos” son en realidad captores optimizados con una sensibilidad diez veces superior a la de los modelos que se emplean actualmente como cámaras de vehículos, y que podrán percibir con absoluta precisión los obstáculos tanto de noche como de día.

Se espera que en 2016 sean instalados en los vehículos inteligentes previo a su salida al mercado.

Los japoneses encuentran en esta nueva tendencia de los automóviles sustentables y de tecnología avanzada una oportunidad enorme para volver a posicionarse con fuerza en un combinado para el cual son imbatibles: automóvil y electrónica.

Sony intenta recuperarse después de años de crisis financiera producto de la fuerte competencia asiática en el rubro, pero sin dudas su eterno rival es Panasonic, quienes supieron incorporar sus conocimientos a los sectores en crecimiento como los automóviles a los que provee componentes y sistemas electrónicos, y los mantuvo a flote sin padecer la crisis como Sony.

El mercado aceptó de buena manera el que los especialistas japoneses no deje pasar esta oportunidad. Ahora, Sony pone quinta y sale a comerse el mercado de vehículos autonómos.

Lala Sanguinetti

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *