Evo Morales, la tercera vez

Según las encuestas a pie de urna, Evo Morales, con casi un 60 % de los votos, se estaría asegurando su continuidad al mando de Bolivia, y gobernará por tercera vez entre 2015 a 2020.

Casi 6 millones de bolivianos fueron llamados a las urnas el pasado domingo para elegir a su próximo presidente y vicepresidente, diputados, senadores y legisladores para organismos supraestatales en una jornada que transcurrió sin sobresaltos ni sorpresas en la que 51.200 efectivos de la Policía y las Fuerzas Armadas garantizaron el orden en la jornada.

Sin ratificación oficial de su victoria y apenas se conocieron los sondeos primarios, Evo Morales salió al balcón del Palacio de Gobierno para celebrar su triunfo electoral, ya que históricamente en Bolivia, los resultados extraoficiales siempre han coincidido con los datos que difunde el Tribunal Supremo Electoral (TSE) una vez finalizado el escrutinio.

Allí, frente a la muchedumbre, el gobernante indígena dedicó su victoria a todos los gobiernos antiimperialistas del mundo, al líder cubano Fidel Castro, y al fallecido Hugo Chávez.

Samuel Doria Medina, empresario conservador y rival más fuerte de Morales, también dio por válida la derrota en la que cayó por tercera vez frente al mandatario logrando un 25% de los votos.

En Bolivia el voto es obligatorio y de no cumplir con el deber cívico existen duras sanciones monetarias e incluso la prohibición de realizar transacciones bancarias durante tres meses.

Además de los 6 millones que votaron en su país, cerca de 300 mil emigrantes bolivianos pudieron votar en 33 países, aunque la mayoría se registró en Argentina, España y Brasil.

Increíblemente, en 2009 el propio Morales había promulgado una Carta Magna la cual sólo permitía a un mandatario gobernar 2 períodos consecutivos, pero con el aval del Tribunal Constitucional de su país, logró presentarse a las elecciones generales y quedarse en el poder.

El día de la votación en el país trasandino queda restringida la circulación de automóviles, en tanto que la veda se toma muy en serio, y desde dos días antes de los comicios y hasta el mediodía del lunes está prohibida la venta y el consumo de bebidas alcohólicas.

Haciendo valer con su deber cívico, los bolivianos revalidaron hoy su apoyo al actual presidente.

Lala Sanguinetti

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *