Junta Electoral de Maldonado

La Junta Electoral de Maldonado emitió un comunicado sobre el desarrollo de las próximas elecciones nacionales, que tendrán lugar el domingo 26 de octubre. Lo compartimos:

La Junta Electoral de Maldonado informa a las autoridades de los partidos políticos, agrupaciones partidarias y al público en general que:

A. Cuarenta y ocho horas antes del día 26 de octubre próximo, debe cesar necesariamente la propaganda proselitista en la vía pública o que se oiga o perciba desde ella, en los medios de difusión escrita radial o televisiva, así como la difusión de resultados de encuestas o consultas o cualquier tipo de manifestaciones o exhortaciones dirigidas a influir en la ciudadanía. Esto significa que la prohibición comenzará a la cero hora del viernes 24 de octubre y se extenderá hasta la hora 20 y 30 del día de las elecciones nacionales.

B. Los funcionarios públicos, propietarios, directores y administradores de establecimientos comerciales o industriales y todo patrono deberán conceder a los ciudadanos habilitados a votar que estén bajo su dependencia, un término no menor de dos horas para que comparezcan a sufragar el día de las elecciones nacionales en sus respectivos circuitos, sin perjuicio de los haberes o jornales que les correspondan.

C. No puede estorbarse el tránsito de los votantes, molestárseles en el ejercicio de la votación ni provocarse desórdenes, tumultos o agresiones que perjudiquen el desarrollo regular del acto electoral.

La violación de estos preceptos constituye delito electoral.

Durante el horario de la votación, la entrega de las hojas solo puede efectuarse a una distancia superior a los cien metros del local donde funcionen comisiones receptoras.

D. Durante el horario en que se realice la elección, no podrán efectuarse espectáculos públicos en lugar abierto o cerrado, ni manifestaciones o reuniones públicas de carácter político.

E. Desde la hora 19.30 del sábado 25 de octubre hasta la clausura de la votación no podrán expenderse bebidas alcohólicas.

F. Ninguna autoridad pública podrá intervenir bajo pretexto alguno, en el funcionamiento de las comisiones receptoras de votos. Esta prohibición no excluye el asesoramiento y asistencia que puedan proporcionar los funcionarios electorales.

Queda igualmente prohibido a toda autoridad pública intervenir en el acto electoral para coartar, impedir o alterar la libertad de la votación, mediante la influencia de sus cargos o la utilización de los medios de que estuvieran provistas sus reparticiones.

 

Ro Freda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *