Poke Bowls, una tendencia gastronómica que pisa fuerte en Uruguay

El camino de las ensaladas poke, provenientes de Hawai, ha sido largo hasta su llegada a nuestro país, pero estas preparaciones han comenzado a aparecer en la propuesta gastronómica local y se perfilan como una de las nuevas tendencias.

Su origen se remonta a los pescadores hawaianos que preparaban su captura del día en ese formato, como entrada. La presentación más habitual es en bowls y su preparación está influida por la cocina asiática (en particular la japonesa) pero gradualmente se ha ido internacionalizando y agregando ingredientes como el arroz, sobre todo a partir de su desembarco masivo en California en 2012.

La palabra poke procede del idioma nativo hawaiano y significa ‘cortar’ o ‘rebanar’; refiere a la presentación del pescado cortado en cubos que lleva la ensalada.

Otro aspecto particular de los poke bowls es que son adaptables. Cada uno de sus ingredientes y cada capa de su preparación puede alterarse y variarse de acuerdo a los gustos y elecciones del consumidor, dentro de una serie de sabores y productos que se repiten, como el pescado, las verduras, diferentes tipos de arroz y salsas.

Las claves para un buen poke
• El pescado requiere de un corte especial en cubos. Eso, señalan los encargados de prepararlo, hace que sea un plato que por más que aparenta sencillez, en realidad demanda conocimientos específicos y no es tan fácil de preparar en casa como parece en un primer momento. • Saber hacer sushi es un buen entrenamiento, aunque hay que prestar atención a que el pescado sea fresco sí o sí.
• El arroz tiene que lavarse varias veces antes de cocinarlo, y es necesario dejarlo enfriar una vez preparado, ya que el poke bowl requiere que se lo agregue a temperatura ambiente. Luego se prepara con la misma receta que para el sushi.
• La presencia de verduras, proteínas (sea en forma de pescado o en variantes vegetarianas, como el tofu) y de otros “superalimentos”, como se describe a aquellos de gran valor nutricional –las algas y las semillas, entre otros–, lo convierten en uno de los adorados por los nutricionistas y por aquellos que buscan cuidar su dieta.
• El pescado y algunas de las verduras deben ser marinados previamente. Ese proceso se hace en una mezcla específica compuesta por aceite de sésamo y salsa de soja. Eso es lo que lo separa de un plato similar: el sushi bowl.
• A pesar de la mezcla de ingredientes, no hay un límite para la cantidad de elementos que se pueden agregar a los pokes, que aceptan desde ananá hasta jengibre.
• Las semillas de sésamo son uno de los agregados habituales para los poke bowls. Aportan proteínas, grasas (como el omega-3), hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

 

Fuente: El Observador